IMAGEN CORPORATIVA

¿HABLAMOS?

La identidad visual de una empresa (o servicio) es el conjunto de elementos que articulan el entorno visual de la misma. Forma parte de las disciplinas enmarcadas en el branding. Su misión es establecer un sistema para la identificación de la marca por parte de sus usuarios.

Suele estar integrada por una logomarca (logo), que es la unidad visual mínima necesaria para representar una empresa o servicio. Una guía de estilo, donde se definen aspectos como los colores de la marca, tipografías, reducciones o los espacios de salvaguarda, entre otros muchos. Y una guía de uso que incluye la solución gráfica para aplicar la marca en los diferentes soportes y contextos donde ésta se representa: documentación, soportes online, envases (packaging), señalización interior y exterior, vehículos, soportes exteriores (carteles, vallas, mupis, etc) o cualquier otro soporte que la empresa utilice.

La identidad visual es de suma importancia, no solo porque establece un sistema de comunicación homogéneo que permite a sus usuarios la identificación de la misma, además, materializa cada uno de los mensajes que la empresa envía a sus consumidores. Es el vehículo por el cual se expresa y comunica.

La creación de una identidad visual es un proceso colaborativo entre la empresa que demanda el desarrollo visual de su marca y la agencia, estudio o freelance que la materializa.

En la fase más temprana del proyecto se recopila toda la información posible: historia, contexto de la empresa o servicio, competidores y usuarios. El cliente es el protagonista absoluto en esta fase, puesto que es el mayor conocedor del producto, empresa o servicio.

Con la información obtenida en el proceso anterior se hacen las propuestas estratégicas y se planifican las posibles soluciones. Se definen los objetivos, la personalidad de la marca, el tono de comunicación, y otras consideraciones de carácter estético: el aroma visual o las paletas de colores a explorar.

En una tercera fase se crea el concepto visual que respalda las decisiones tomadas en la segunda fase, se diseña la identidad visual y se construye el universo visual de la marca poniendo la máxima atención posible en cada uno de los elementos que la conforman. De esto depende que la marca sea visualmente consistente, una premisa básica en la construcción de identidades visuales. Después, en la fase de implementación se preparan guías de uso y estilo, y entregables.

Estos son algunos de los beneficios que aporta un buena imagen corporativa a una empresa:

Valor

Aumenta el valor de una empresa ya que constituye una ventaja competitiva respecto a sus rivales.

Posicionamiento

Ocupa un lugar destacado en la mente de los consumidores y de tu competencia.

Diferenciación

Ayuda a distanciarse de la competencia creando un discurso propio a través de una narrativa visual única.

Reconocimiento

Incrementa la capacidad de la marca para ser reconocida y diferenciada dentro del mercado en el que opera.

Consistencia

Genera una comunicación con tus audiencias fluida, homogénea y constante en el tiempo.

Confianza

Proyecta una imagen de profesionalidad que se traduce en confianza por parte de los consumidores.

¿Por qué es importante potenciar la imagen corporativa de una marca?

Tener una buena imagen corporativa constituye una ventaja competitiva, ya que establece un sistema de comunicación consistente y homogéneo con los usuarios, repercutiendo en la confianza y el posicionamiento de la empresa, aumentando su valor.

¿En qué consiste el diseño de imagen corporativa?

Consiste en la creación de un conjunto de elementos visuales con el fin de establecer un sistema que permita a una empresa, producto o servicio, ser reconocida por los consumidores.

¿Cuál es el objetivo del diseño de imagen corporativa?

Aunque los objetivo de una identidad visual se definen en las primera fases del desarrollo visual de una marca y varían de un proyecto a otro, como objetivos generales, podemos citar: aumentar la notoriedad, el reconocimiento, la diferenciación y la pregnancia la marca en cuestión.

¿Cómo mejorar el diseño de la imagen corporativa de una marca?

Para mejorar la imagen corporativa de una empresa lo más óptimo es plantear un rediseño de la misma, reforzando los puntos fuertes de la marca y minimizando o replanteando sus flaquezas, a través de una estrategia consistente y un proceso de síntesis visual, resultante de un correcto destilado de la información recogida en una primera fase de análisis e investigación.

Paloma García

UX · 12 / 12 / 2019

Utilizar PageSpeed Insights para mejorar la calidad de una Landing Page

PageSpeed es una herramienta de Google Developers que mide aspectos relacionados con el tiempo de carga y la experiencia de uso de una página web y, en base a los resultados de esa medición, nos devuelve una puntuación (sobre 100) y unos consejos para su mejora.

Paloma García

UX · 24 / 10 / 2019

¿Qué es CRO? Descripción y conceptos clave

En este post explicamos qué es CRO (Conversion Rate Optimization) y los conceptos clave relacionados con este conjunto de técnicas que nos ayudan a mejorar el rendimiento de nuestro sitio web y, finalmente, aumentar nuestras ventas.

Pedro López

UX · 13 / 09 / 2019

¿Puede un buen diseño web aumentar la tasa de conversión? La respuesta es sí.

El  diseño UX/UI (experiencia de usuario/interfaz de usuario) ha cobrado una gran relevancia en los últimos años. Con páginas (landings) claramente orientadas a objetivos, cada decisión tomada en el proceso de diseño puede ser decisiva a la hora de llevar al usuario a buen puerto.

Send this to a friend